El parque Basoerdi es el resultado de la urbanización de una gran finca situada en una de las fuertes laderas que unen el barrio de Aiete con el barrio de Amara Viejo situado a nivel del ensanche de San Sebastián. En torno a esta gran finca, que permaneció tapiada hasta su transformación, hubo diversos desarrollos urbanos a lo largo del siglo XX. Todos estos desarrollos urbanos concluían sin continuidad en la tapia que bordeaba el parque privado.

La calle Amara quedaba interrumpida de forma abrupta contra la tapia de la finca, que en ese punto estaba a un nivel más elevado.

La intervención en ese punto plantea formalizar un acceso al parque sin barreras y, simultáneamente, proporcionar un espacio de giro al tráfico rodado de la calle Amara. Conservar el arbolado existente, entrelazar la trama urbana perimetral a través del parque y comunicar los barrios de Aiete y Amara Viejo son los objetivos del proyecto, siempre con un carácter naturalista.