La instalación de la escultura de Chillida en la plaza Westfalischen Friedens frente al edificio donde se firmó la paz de Westfalia, es el origen de la remodelación de la plaza. Situada próxima a la calle Prinzipalmarkt, eje peatonal de Munster, tiene un carácter heterogéneo. Frente a los edificios góticos el edificio de la administración municipal construido en loa años cincuenta plantea una cierta ambigüedad. Respecto de Prinzipalmarkt el nivel de la plaza es ligeramente elevado y la comunicación se realizaba, entre otras opciones, por un paso porticado entre los edificios históricos que mantenía el nivel de la calle y se encontraba bruscamente con el nivel de la plaza. Formalizar un espacio propio de la escultura integrado con los edificios históricos en una transición graduada entre la calle principal y la plaza del Ayuntamiento es la base de la propuesta.